Ejercico fisico y cáncer

Hoy os voy a hablar de un enemigo que a las mujeres nos toca muy de cerca y del que hace solo unos días se ha celebrado su día de concienciación, me refiero al cáncer de mama y os quiero hablar de su relación con el ejercicio físico…

A finales del año 2004 yo, como licenciada en Ciencias de la actividad y del deporte, empecé a trabajar con pacientes de cáncer en el ámbito clínico, para dar un servicio de asesoramiento y prescripción de ejercicio físico a los pacientes de cáncer… cuándo me acercaba a ellos durante sus sesiones de quimioterapia para hacer les recomendaciones de actividad, o emplazarlos para una prescripción de ejercicio posterior, me miraban incrédulos y me preguntaban…”pero…¿me puedo mover? ¿no es malo para mi enfermedad?”… de aquella los estudios que había sobre este tema eran limitados y sobre todo hacían alusión al ejercicio aeróbico (Winningham et al 1988, Dimeo 2002, Mock et al 2001, …) como paliativo de la fatiga oncológica y durante esos años otros empezaban a hablar tímidamente de los beneficios del trabajo de fuerza (fuerza- resistencia) (Nieman et al 1995, Segal et al 2003, Adamsen et al 2003), muchas veces me veía en la obligación de “anunciarles” cosas como que se encontrarían menos cansados al finalizar el entrenamiento que cuando habían llegado, (ya que aunque aceptaban venir a entrenar, al principio llegaban con mucha incredulidad), si bien eso favorecía que siguieran …

Afortunadamente, eso ha cambiado y hoy está muy normalizado el hecho de que se recomiende al menos hacer actividad física a los pacientes de cáncer, aunque los estudios actuales demuestran que hace falta algo más que actividad física para que sea realmente eficaz…
Entre todos los tipos de cáncer, el de mama es uno de los de mayor incidencia, de hecho, seguro que todos los que me estáis leyendo tenéis o habéis tenido alguna amiga, familiar o… vosotras mismas un cáncer de mama. El primer momento es devastador… pero la buena noticia es que, cuando te repones de la primera impresión, te das cuenta de lo mucho que te queda por hacer y todo lo que puedes hacer para estar mejor, durante esa “carrera de fondo” que es el tiempo que duran los tratamientos y… durante el resto de tu vida que puede ser, y en un porcentaje cada vez mayor, tantos años como una persona que no lo haya padecido (en la actualidad, tenemos una supervivencia a cinco años de un 82,8 % en nuestro país según datos de Eurocare-4)

Eso no quiere decir que un cáncer de mama sea un camino de rosas…; desde el momento del diagnóstico, la mujer tiene que resistir varios efectos secundarios asociados a la terapia. Estos efectos se pueden agrupar en tres niveles interrelacionados:
Nivel físico, que incluye fatiga, dolor, cardiotoxicidad, nauseas, vómitos, trastornos del sueño, cambios de peso y alteración de la imagen corporal asociados a la pérdida de pelo, la mastectomía y un posible linfedema.

A nivel funcional consiste en una disminución de la efectividad cardiovascular, ataxia, pérdida de tono y atrofia muscular, disminución de la amplitud de movimiento.

A nivel psicosocial, incluye estrés (distres), ansiedad, depresión, disminución de la autoestima, pérdida de control y sensación de aislamiento.

La intensidad de estos efectos secundarios es máxima durante el tratamiento. Aunque algunos síntomas, como la fatiga, pueden permanecer durante meses e incluso años después del tratamiento, algunos como el aumento de la grasa corporal y la disminución de su masa magra o masa muscular, donde la grasa genera patología y enfermedad porque segrega citokinas que pueden favorecer la nueva aparición de cáncer , la osteoporosis que pueden favorecer fracturas óseas, o la pérdida de masa muscular continuarán ahí sino hacemos nada para remediarlo… para combatirlos, el ejercicio será un valioso aliado según numerosos estudios ya que reduce la fatiga, aumenta los niveles de fuerza…, regula respuesta inflamatoria, mejora la respuesta de sistema inmune, mejora la calidad de vida, favorece el cambio de composición corporal,…

Actualmente empiezan a aparecer también algunos estudios sobre “prehabilitación” y es la conveniencia del inicio de un programa de ejercicio con inmediata posterioridad al diagnóstico, antes del inicio de los tratamientos (Santa Mina et al, 2017).
Además, también parece, según estudios recientes (Kirkham et al 2017), que la práctica de ejercicio que desarrollen las supervivientes de cáncer de mama va a ayudar a la supervivencia, y digo ejercicio con sistematización, volumen, intensidad… , añadiendo entrenamiento con una intensidad moderada y en función de las características de la persona (edad, nivel de condición física/entrenamiento…) intensidad alta, así como trabajo de la fuerza, (fuerza resistencia). Afortunadamente, cada vez escucho menos aquella célebre frase con las que en hace aun menos de 10 años era tan común que me dijesen mis clientes… “el médico me ha dicho que nunca más, más de 2 Kg. con este brazo”… esa es la siguiente historia que os quiero contar…

Cuando el cáncer es pequeño, localizado y está encapsulado, habitualmente los médicos llevan a cabo una mastectomía, que puede implicar parte de la mama o la mama entera, incluso de manera profiláctica, pero no se tocan ganglios… no digo que sea como un grano, pero posiblemente, con lo que se sabe en la actualidad, será poco más que una anécdota en tu vida, es un buen momento para empezar a ser activa si no lo eras o continuar con tu entrenamiento si ya lo eras, debido a los efectos protectores del ejercicio…

Pero en el resto de los casos, siempre va a haber que tener en cuenta qué pasa con tus ganglios axilares, aparte claro, de la propia cirugía de mama…, a partir de ahí, y desde el día uno, hoy afortunadamente ya se recomienda a la paciente, es fundamental la “movilización precoz del brazo del lado de la mama operada”, se le proporciona un pequeño documento con ejercicios de movilidad articular (alguna vez os enseñan a ejecutarlos), que incluso incluye ejercicios de respiración, todo ello favorece la circulación linfática, además de prevenir problemas de movilidad como puede llegar a ser un hombro congelado o patologías similares.

Personalmente creo que es interesante que se realicen ese tipo de ejercicios siempre que se hayan tocado los ganglios axilares, por pocos que sean… aunque sólo sea el/los llamado/s centinela/s, ya que como la circulación venosa, la circulación linfática puede ser más pobre en algunas personas y empeorar a poquito que se haga, aunque sean muy pocos los casos, no se pierde nada por realizar ejercicios de movilidad, sobre todo durante los 6 primeros meses, hasta el año, que es cuando se da el mayor riesgo de linfedema, que es una inflamación del brazo del lado operado debido a un funcionamiento pobre del sistema linfático secundariamente a la operación. Ya sabemos que a partir de aquí, sería aconsejable continuar con esos ejercicios de movilidad articular, pero además, si quieres volver a levantar algo más que esos “dos kilos” que comentaba antes, deberías iniciar un programa de entrenamiento, para volver a recuperar progresivamente tu fuerza sin riesgo de que se produzca esa inflamación.

Previamente o posterior a la citada cirugía, vienen los tratamientos, que son los que mayor cantidad de efectos secundarios te van a provocar y como dije al principio, las dos grandes ayudas contra estos efectos son la alimentación y el ejercicio.

En resumen, hoy en día se sabe que los beneficios que aporta el entrenamiento son de gran importancia para las supervivientes de un cáncer de mama. Todas las pacientes supervivientes de cáncer mama pueden beneficiarse de los numerosos efectos positivos del ejercicio físico, tanto si están en periodo agudo, como con posterioridad a la finalización del tratamiento.

0 Comentarios

Contesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Contactar

No estamos por aquí cerca, pero mándanos un email y te contestaremos lo más rápido posible. Gracias!

Enviando

©2019 Grupo BMT

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?