Zapatillas Pronadoras….No, Gracias

En este post quiero explicar una de las situaciones que más me encuentro con clientes que utilizan zapatillas pronadoras con el objetivo de controlar el colapso del arco plantar, y como os explicaré, están logrando el efecto contrario; es más, cada vez sienten el pie más pronado con el riesgo que esto supone para nuestro sistema músculo-esquelético.

Zapatilla Pronadora. Refuerzo del arco medial

No se trata de cuestionar el uso de este tipo de zapatillas; lo que voy a tratar es de dar una explicación basada en la biomecánica y control motor del pie, y por ende, de todo nuestro cuerpo.


Antes de meterme en faena, quiero comentar que la pronación al igual que la supinación son acciones cinéticas que se producen en nuestra pisada cuando estamos en contacto con el suelo, en la marcha, en la carrera, y por tanto, si me preguntan si soy pronador o supinador mi contestación siempre será AMBAS.

Vamos por partes, la marcha es el resultado de las diferentes secuencias que se producen en nuestro sistema músculo-esquelético orquestadas por el sistema nervioso.

Podemos diferenciar dos secuencias en las que se englobaría dicho movimiento:

  1. La caída al suelo en el apoyo plantar, en el que se “expande” el pie para absorber la mayor carga de energía posible es la fase de Pronación.
  2. Desde esa caída, el momento en el que el pie va a despegar del suelo y éste se agrupa utilizando la energía acumulada en la anterior fase es la Fase de Supinación.

Si me preguntas si soy pronador o supinador mi respuesta será…AMBAS”

Por tanto, TODOS pronamos y supinamos; el problema cuando se producen situaciones de inestabilidad intrínseca, o extrínseca (calzado) que crean una función mecánica no adecuada y con ello potenciales problemas.

 

 

Imagina el pie como un muelle; en el momento que los extremos del muelle se acercan seria la Fase de Pronación y en la que dichos extremos se alejan sería la Fase de Supinación.

 

Fase de Pronación

Fase de Supinación

 

 

 

 

 

 

 

 

 


Bueno, vamos a adentrarnos en la cinética del pie. Espero explicarlo de la forma más sencilla que pueda para que todos entendamos, primero, el funcionamiento de nuestro pie y segundo el por qué no usar zapatillas pronadoras.

 

El objetivo de las zapatillas pronadoras es controlar el exceso de pérdida del arco plantar que tienen algunas personas o en actividades deportivas que suponen un exceso de pronación, por ejemplo en trails de montaña en los que hay mucha bajada.

Lo que sabemos o nos han dicho es que cuando hay ese exceso de pronación, lo que ocurre es que se pierde la capacidad de controlar la pisada en el plano sagital y con ello el reparto de fuerzas no es el adecuado, creando una pérdida del arco plantar y un incremento de la pronación del pie, lo que técnicamente se llama “Sobrepronación” (Over pronation). En este video se muestra claramente la acción en cuestión.

 

 

Entonces, la idea es adquirir unas zapatillas pronadoras las cuales tienen el objetivo de incrementar el arco plantar con un refuerzo en la cara medial de la zapatilla y así evitamos que el arco plantar colapse. Pero como os explicaré ahora, el objetivo de la zapatilla, no solo no se cumple; sino que incrementa más la pronación del pie. Si si, te estoy diciendo bien.

“LAS ZAPATILLAS PRONADORAS TE HACEN QUE PRONES MÁS.”

Sé que much@s vais a pensar que lo que digo no puede ser, que hay muchas personas en la industria del calzado que trabajan para mejorar las capacidades del deportista…. Sería otro debate pero solo os puedo decir que realmente esto no sucede y que el problema se acentúa.


 

Analicemos la mecánica de la marcha:

En la Fase de PRONACIÓN cuando se colapsa el arco plantar, es decir, cuando el pie se expande para absorber energía elástica, se produce un “juego articular” cinético entre las articulaciones del retro, medio y antepié que permiten que se produzca dicha acción de expansión.

Articulación por articulación se produce:

  • Talo-Crural: Flexión dorsal
  • Subtalar: Pronación
  • Articulación Chopart:
    • En el eje oblicuo del mediotarso se produce una pronación
    • En el eje longitudinal del mediotarso se produce una SUPINACIÓN
  • Articulación del Primer Radio: Supinación

 

 

Como habéis visto no me he equivocado en lo que he escrito; en la fase de pronación se produce una supinación en dos articulaciones del pie, Qué raro, ¿no?

Pues no es que sea raro, es que cuando el pie está en contacto con el suelo las fuerzas reactivas que genera éste con respecto al pie hacen que los movimientos sean opuestos en articulaciones del antepié respecto al retropié, cosa que sin apoyo en el suelo no sucede.

“Que no veas algo no quiere decir que no esté pasando”

Y he aquí la clave. Resulta que esta supinación en ejes longitudinal del mediotarso y primer ray hacen que se produzca más pronación con zapatillas pronadoras, porque si queremos incrementar el arco plantar o mejor dicho, evitar el exceso del colapso que hemos comentado,

¡¡¡lo que tenemos que hacer es lo contrario!!!

 

 

Es decir, que las articulaciones citadas anteriormente, deberían pronar y no supinar…

¿Que lío no?

Este es el problema de poner nombres iguales a acciones diferentes…que al final nos crean confusión.


¿¿Y entonces por qué no utilizar zapatillas pronadoras??

Pues muy sencillo.

El refuerzo que la zapatilla pronadora utiliza va situado en la zona de medio-antepié, concretamente entre la primera cuña y el primer metatarso y esto hace que las articulaciones del primer ray (entre el escafoides y la 1@ cuña) y el eje longitudinal del mediotarso (entre astrágalo y escafoides) supinen, incrementando la Fase de Pronación.

 


 

Propuesta basada en la evidencia que aporta el entendimiento de la mecánica del pie.

 

 

 

Si queremos que la zapatilla controle el colapso del arco plantar debemos buscar el control de la pronación desde el retropié o desde el antepié de la siguiente manera:

  1. Colocando el refuerzo a la altura del calcáneo evitando que se desplace en exceso hacia medial (hacia el interior)

 

  1. Colocando el refuerzo a la altura de la primera cuña, creando una pronación cinemática del primer ray


No obstante.

Mi opinión es no evitar/quitar nada, ya que como dijimos en el inicio del post, nuestro pie en la acción de la marcha PRONA Y SUPINA y por tanto, nunca serán acciones patológicas en sí mismas.

Los problemas de sobre-pronación son mucho más complejos y por tanto necesitarían un abordaje más profundo en el cual los readaptadores neuromusculares podemos aportar mucha luz para lograr el objetivo planteado. Solicita ya tu sesión de Readaptación Neuromuscular pinchando aquí


Por último mi mayor recomendación es utilizar un calzado que cumpla estas cuatro premisas:

 

  1. CALZADO NEUTRO
  2. SUELA PLANA, NO CONVEXA
  3. CERO DROP
  4. HORMA ANCHA (LIBERTAD PARA LOS DEDOS)

 

Opción 1:  Zapatillas Altra es una opción muy interesante que cumple lo explicado.

 

 

 

 

 

 

Opción 2:  VIVO Barefoot es otra opción interesante. 

 

 

 

 

 

Con este tipo de calzado, al menos nos aseguramos que éste no nos está creando problemas y que si tenemos alguno no es por el calzado, sino debido a otros factores.

 

Quiero compartir este estudio con vosotros en el que se analizan diferentes tipos de zapatillas y su influencia como causa de lesión, y cuya conclusión es:

“…No hay una zapatilla universal para todo tipo de lesión…Entrena de forma inteligente.”

http://www.runnersworld.com/running-shoes/study-zero-drop-cushioned-shoes-show-no-difference-in-injury-rates


Para finalizar os dejo una reflexión personal al respecto, que le explico a mis clientes:

“Cuando no encuentras el calzado adecuado, cuando te molesta la almohada, cuando el asiento del coche no te resulta cómodo…NO BUSQUES LA SOLUCIÓN EN FACTORES EXTERNOS A TI. LA SOLUCIÓN ESTÁ EN MEJORARTE TÚ; SIEMPRE”


 

[responsive][/responsive] _MG_9812Entrenador personal especializado en rehabilitación de lesiones, cadenas musculares y  reajuste de la función neuromuscular. Técnico Superior en AFD, Certificado ERA y MAT Specialist. Director del Grupo BMT y Desarrollador del ENV.

Apasionado del cuerpo humano y de mejorar la salud de la gente. En base a muchos años de experiencia y en continuo estudio, desarrollé el ENV, sistema de mejora de la función neuromuscular de todo el cuerpo. Actualmente soy docente en los niveles avanzados de BMT y soy Readaptador Neuromuscular en diferentes puntos de España.

 

 

0 Comentarios

Contesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Contactar

No estamos por aquí cerca, pero mándanos un email y te contestaremos lo más rápido posible. Gracias!

Enviando

©2019 Grupo BMT

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?